Buscar

Cobranza tradicional con cobranza digital; la combinación perfecta




El cambio es inevitable, pues al pasar el tiempo, el conocimiento y la evolución son una base sólida para mejorar lo que se desee. En el ámbito de las cobranzas ha sucedido exactamente esto, el conocimiento de expertos ha logrado evolucionar las cobranzas a tal punto de que hoy ya se puede comparar dos etapas de las cobranzas. Sus inicios, es decir cobranza tradicional y al día de hoy, un método de cobranza digital. En este blog se podrá apreciar las diferentes características para que ustedes mismos puedan apreciar cómo una complementa a la otra.


● Metodología


Esta es una de las más grandes diferencias entre los dos tipos de cobranza, pues es debido al método de cobranza tradicional que los profesionales en este ámbito han buscado innovar y mejorar los procesos. En la cobranza tradicional, la metodología de cobranzas que se utiliza es un tipo de seguimiento constante a los clientes, para de cierta forma generar presión. Una modalidad poco apreciada por aquellos clientes que recibían de todas las formas posibles durante varios días “acoso” de dichas empresas. Debido a esto, la cobranza digital propone una metodología donde el cliente es el activo más importante de la empresa, donde cada etapa se realiza en el momento indicado.


● Negociación


En la actualidad, el cliente en mora es tan importante como aquellos que pagan a tiempo, por ello, la cobranza digital, tiene un principio muy importante y es la de darle la oportunidad al deudor de negociar fechas de pago, momentos para comunicarse, entro otros aspectos. La cobranza tradicional tiende a ser más intrusiva y caracterizada por imponer al cliente, desde el momento uno, sea cuál sea la etapa en la que se encuentre.



● Análisis de momentos


Usualmente, cuando se trata de cobranza tradicional, para recolectar las deudas, simplemente se tienen en cuenta fechas de cierre y un constante plan de seguimiento al deudor para lograr el objetivo final, que el cliente pague. Las soluciones de cobranzas digitales inteligentes hoy en día, buscan analizar la etapa o el momento en el que se encuentran cada uno de los clientes, para de esta manera planear y ejecutar diferentes estrategias para abarcar el cliente, esto haciendo la comunicación más amigable y logrando el objetivo deseado.


● Comunicación


En los blogs anteriores, se ha mostrado la importancia de entender que detrás del “deudor” hay un ser humano con sentimientos, y esta es una afirmación que el modelo de cobranza digital entiende perfectamente. Pues al realizar el análisis de la etapa en la que se encuentra cada cliente, de la misma manera crean un tipo de comunicación adecuada para lograr el cometido.


● Procesos ágiles en las cobranzas


La cobranza resulta ser un proceso tedioso tanto para el cliente como para quien ejerce la ardua labor de recolección de deudas. Con la cobranza digital se busca innovar y facilitar el proceso para estos últimos. Pues al implementar este modelo innovador e inteligente, los procesos son rápidos, efectivos y eficientes. Permitiendo así que la tarea que tiempos atrás resultaba tediosa, sea hoy en día un proceso corto y con óptimos resultados.


● Análisis de información


No es un secreto, que quien quiere innovar y mejorar debe tener en cuenta información histórica para encontrar oportunidades de mejora y de creación. Pues los profesionales de la cobranza, han entendido dicho punto, y en la cobranza digital, analizan datos e información de manera constante para la toma de decisiones.



En conclusión, es fácil a la vista de entender las ventajas de complementar la cobranza tradicional con la cobranza digital, pues los hechos son bastantes contundentes. Es importante entender que la cobranza digital no busca eliminar la tradicional, sino mejorarla y perfeccionarla. Ahora, la pregunta para usted, el lector. ¿Cree usted que la cobranza digital y la cobranza tradicional sean complementarias? Cuéntenos su opinion.

50 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo